[X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Actualidad del Medio Ambiente, noticias,

Actualidad del Medio Ambiente - Reciclaje

¿Cómo se recicla correctamente?


Si queremos contribuir para mejorar el medio ambiente debemos empezar a cambiar nuestros hábitos. Una buena manera de hacerlo es reciclar correctamente en nuestra propia casa, para no generar residuos tóxicos y asegurarnos de que lo que desechamos es reconvertido, de nuevo, en un producto útil

¿Cómo se recicla correctamente?

La basura orgánica

La basura orgánica sirve de alimento para muchos microorganismos que los degradan en compuestos simples y que, desde hace muchos años, se han utilizado como abono para el campo. Aportan nutrientes al suelo, como el nitrógeno y el potasio.

En este tipo de basura se incluyen los residuos alimenticios como las cáscaras de frutas, restos de vegetales, semillas, huesos, leche en mal estado, restos de poda de plantas y arbustos, desechos corporales animales y humanos (excrementos, cabello, plumas, uñas…). De alguna manera, con la basura orgánica devolvemos a la tierra lo que hemos recogido antes, un ciclo beneficioso para todos.

La basura inorgánica

En este caso hay diferentes categorías que se clasifican en 4 tipos de contenedores y también hay que tener en cuenta reciclaje específico para algunos casos.

  • Contenedor azul: En él se recicla principalmente papel y cartón, que incluye prácticamente toda la propaganda que recibimos en el buzón, que en lugar de ir a la papelera general, debemos tirar en este contenedor azul. Así como cajas de cartón de alimentos, de zapatos, hueveras de cartón, revistas, libros, cuadernos, etc. Hay que observar si el producto viene acompañado de algunos elementos de plásticos para poder separarlos correctamente. Un truco es reutilizar alguna bolsa de papel mediana o grande que nos hayan dado en algún comercio y utilizarla de separador, porque así podremos tirar todo a la basura sin tener que sacarlo de la bolsa.
  • Contenedor verde: En este contenedor debemos poner todo lo que sea vidrio; botellas de vino, de agua, frascos de colonia, tarros de conservas, etc. Es importante tener en cuenta que debemos separar los tapones, porque suelen ser de plástico o metal. Así como las etiquetas, que suelen ser de papel. Para reunir unas cuantas botellas y tarros de cristal, sin notar malos olores, puedes enjuagarlos y esperarte a reunir unos cuantos para no hacer tantos viajes al contenedor verde.
  • Contenedor amarillo: En este caso debemos depositar plásticos, latas y bricks, es decir: latas de conservas y bebidas, envoltorios y embalajes de plástico, bandejas desechables, papel de aluminio, tapas y tapones, botellas de agua, bricks de leche o de cualquier otra bebida, etc.
  • Contenedor gris: Podríamos decir que es el cajón de sastre de los contenedores, porque podemos desechar en él muchas de las cosas que no reciclamos en los contenedores mencionados anteriormente, aunque hay que tener cuidado porque no todo vale. En el contenedor gris debemos depositar los restos orgánicos y los residuos que no sean envases, es decir, restos de comida, cajas de madera, pañales, cristales y objetos de plástico o metales que no sean envases, juguetes, etc.

¿Qué pasa con el resto de residuos domésticos?

  • Pilas: Podemos encontrar contenedores en ferreterías, supermercados o centros de enseñanza, entre otros puntos de recogida. Es muy importante reciclarlas, para evitar una contaminación tóxica que puede dañar y mucho el medio ambiente.
  • Aceites: Cuando hemos usado el aceite no debemos tirarlo por el fregadero, porque contaminamos, innecesariamente, nuestras aguas. Debemos depositar todo el aceite en una botella que podemos pedir al Ayuntamiento o bien en una botella de plástico, siempre en frío, y llevarla a los contenedores de aceite usado, que puedes encontrar en puntos específicos de la ciudad o en supermercados. Si llamas al Ayuntamiento de tu localidad podrás conocer estos puntos de reciclaje de aceite usado.
  • Medicamentos caducados: Puedes llevarlos a cualquier farmacia que tengas cerca, ellos se encargan de reciclarlos.
  • Muebles y electrodomésticos: Igual que pasa con el aceite, este tipo de elementos no pueden tirarse a lo loco en la basura, ya que no desaparece por arte de magia. Deben llevarse a puntos limpios, avisando a los servicios municipales para que los retiren o bien informándonos del día de la semana que podemos depositarlos, para que se haga efectiva su recogida.

Compártalo
en sus redes sociales

Comentar esta noticia


 

Firma:

 

Comentarios de los usuarios


Paqui

Hace poco que me he trasladado a vivir a Córdoba (España) y no acabo de ver la utilidad al procedimiento de reciclaje. El contenedor azul para el papel y el verde para el vidrio son correctos. El gris (no hay marrón) es para la basura orgánica. Luego está el amarillo para plásticos e inertes, y aquí viene el lío. Porque de momento y si nadie me dice lo contrario, es el correspondiente al plástico y cualquier cosa que no esté catalogada en los otros contenedores. Por ejemplo, los bastoncillos de los oídos, una percha rota, un abanico, o cualquier cosa que se te ocurra. Creo que está mal organizado y cuando descarguen el contenedor amarillo tienen que seleccionar bastante para poder reciclar.

Marc Santax

OJO!! Los restos de comida no van contenedor gris!!!!

Buscador de noticias

Encuentra la noticia que buscas por palabra clave, sección e intervalo de fecha

Palabra clave

¿En qué sección?

 

¿En qué fechas?